Si rediseñas tu marca, be careful. Cambiar por cambiar, es tontería

brandSurgery

Abordar el rediseño de una marca siempre es arriesgado. Puedes cargarte años de historia de la empresa, las inversiones publicitarias realizadas y la imagen/posicionamiento conseguidos de una sentada. Hay casos que han provocado el rechazo de sus clientes más fieles.
Siéntate y piensa: ¿Es realmente necesario un restyling de marca? Parece una perogrullada, pero algunas marcas no se lo preguntaron en voz alta… GAP, por citar un ejemplo, le dio una patada a su reconocible y muy valorada identidad con un incomprensible nuevo logo, un fallido intento de actualización que hizo que la compañía reculara y entonase el ‘mea culpa’, en parte gracias a unos clientes devotos que incendiaron las redes sociales rechazando la ocurrencia de una de sus marcas de ropa favoritas. Un indulto in extremis que logró detener semejante fratricidio y salvar una marca que nunca se debió tocar. Hay quien dice que se trataba simplemente de una estrategia para que se hablara de la marca en internet. Realidad, leyenda o excusa tardía de la marca, lo cierto es que si esa era la intención, vaya si lo consiguieron.
Y no son los únicos, seguro que si hablamos de rediseño sabéis qué marca nacional ha tenido un sonado restyling con desafortunado resultado.
gap logo
Cambiar la identidad de una empresa es algo que no debe hacerse de manera azarosa. Puede convertirse en algo muy beneficioso para la empresa, pero siempre bajo una estrategia que persiga alcanzar los objetivos de la marca.

RAZONES PARA REFRESCAR TU MARCA:

  • Expansión hacia nuevos mercados que requieran de un cambio para afrontar ese desafío.
  • Falta de elasticidad hacia otros productos o servicios nuevos, para manifestar cambios internos tras sufrir una crisis dentro de la empresa, como implantación de una nueva cultura corporativa que identifique realmente a la corporación.
  • Envejecimiento de la marca. ¿hola? ¡No dejes que caduque! Tu marca tiene experiencia, no edad. Si huele a rancio y las polillas han hecho mella tal vez sea un buen momento para darle un restyling, sacarla de paseo y hacer que vuelva a lucir fresca y actual que siempre ha de resultar innovadora por mucha experiencia que posea.
  • Por asociaciones negativas con el logotipo, fijaos si no en la evolución de las marcas de carburante, ahora son de lo más limpias, verdes y ecológicas.
  • Por tener un diseño obsoleto o que en su momento no fue técnicamente profesional.
  • Para aportar un valor subjetivo que resulte decisivo en la percepción del consumidor en previsión de convertir la marca en un valor global que ha de gustar a diferentes personas y culturas como por ejemplo, su salida a bolsa.

¿A quién le confío su rediseño?

Estamos en tiempos en los que muchas empresas optan por dejar en manos de concursos, amateurs y freelances sus restyling como fórmula para conseguir trabajos de diversa índole a un bajo coste. Puede haber excepciones, pero la calidad de estos resultados es más que cuestionable. Actualizar la imagen de una marca requiere un profundo análisis de los valores intrínsecos de la compañía, pruebas y un estudiado concepto para que el resultado transmita esos valores y la nueva filosofía, rumbo o razones del cambio… En el lado contrario, hay empresas que pagan barbaridades por diseños que no siempre satisfacen los objetivos deseados. Lo ideal es colaborar con profesionales, valorar su trabajo y tener bien claros los objetivos del rediseño de marca. La calidad requiere tiempo, si quieres algo bueno y duradero permite que madure, como el buen vino.

Atendiendo a estas premisas y volviendo al caso inicial del post, si una marca tiene absolutamente claro porqué quiere rediseñar su imagen y el restyling atiende a sus necesidades, puede parecer absurdo retroceder en beneficio de unos seguidores que seguramente no conozcan los detalles de la estrategia de marca. Nunca llueve a gusto de todos, y lo nuevo, el cambio, escuece y recibe críticas. Pero una marca debe tener la personalidad suficiente para mantener el cambio, si está convencida, claro. Lo que nos lleva a pensar que no es tan descabellado eso de que el nuevo logo de Gap formase parte de una estrategia para llamar la atención en internet y hacer hablar a su masa crítica. Más información here.

Anuncios

Acerca de fletcheragency

Bienvenido al blog de la agencia de publicidad fletcher. Aquí encontrarás entradas relacionadas con el mundo publicitario, el diseño y aquello que nos parece creativamente interesante.
Esta entrada fue publicada en branding. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Si rediseñas tu marca, be careful. Cambiar por cambiar, es tontería

  1. horazerophoto dijo:

    Excelente definicion. Siempre el rediseño de marca debe estar dentro de un marco de planificación estratégica que justifique la arriesgada maniobra.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s