Tengo una cabezonada

Ya que con las corazonadas andamos escasos de acierto, bien podría haber sido el título de este post el eslogan ideal para Madrid 2020. Son 3 intentos seguidos, y ya parecía que lo teníamos, pero no.
Se puede estar a favor o en contra de realizar unos juegos olímpicos en Madrid, pero objetivamente hay ciertas razones por las cuales hemos perdido puntos a nivel de imagen y comunicación.

Inglés nivel Cambridge y presentaciones apasionantes

Así podría haber sido, pero se optó por dar la nota. El nivel de inglés y la defensa oral estuvieron a la altura de un niño de primaria, y la forma de reaccionar a las preguntas del COI tampoco ayudó. No se mostró preparación y eficiencia en la presentación, lo cual sumado a las preguntas de dopaje, generó inseguridad para el Jurado. Faltó profesionalidad y seriedad.

Pero ya venía de atrás. El logotipo auguraba un triste final, simulando un Madrid 20020 en lugar de 2020. Y el vídeo oficial tenía una gran carga musical que resultaba inconexa y anodina, aunque siempre fue mejor que los vídeos no oficiales que pulularon por la red, de lo más cutres.

Mientras tomamos una relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor, podemos poner datos sobre la mesa y entender que el proyecto que se ofreció fue demasiado austero. Y eso de tener el 90, digo 80% de las infraestructuras ya construidas, resulta algo negativo puesto que para 2020 ya no estarán precisamente a estrenar. También fue determinante la situación económica actual en España, en la que sería preferible invertir el dinero en materias más importantes que unos Juegos Olímpicos…pero parece que no listen the ask.

La mayor cabezonada olímpica llegó con la Operación Puerto, algo tan importante como el dopaje ha sido neutralizado con un tupido velo, nada de acabar con los culpables y solucionar el problema, pa’ qué.

Con nuestra ilusión, nada puede

A pesar de todo, la mayoría de los madrileños recibían con los brazos abiertos la organización de esta ceremonia mundial con tanta historia y espíritu deportivo. Y más con todo lo que se lleva invertido para ello (se habla de más de 8.000 millones) Sin embargo, esa deportividad e ilusión podemos seguir demostrándola aunque nuestra ciudad no sea sede olímpica. En Fletcher practicamos deporte hasta en la oficina.

Anuncios

Acerca de fletcheragency

Bienvenido al blog de la agencia de publicidad fletcher. Aquí encontrarás entradas relacionadas con el mundo publicitario, el diseño y aquello que nos parece creativamente interesante.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tengo una cabezonada

  1. Pingback: Online | me llamaron Beatriz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s